Prepara tu boda mes a mes
Bodas

Prepara tu boda mes a mes

La emoción de una boda comienza desde el momento en el que decidís dar el paso de unir vuestras vidas. Es por eso que es probable que desde el momento en el que os comprometéis queráis empezar a organizarlo todo, pero, aunque os resulte difícil, es mejor planificaros.

Con una agenda mensual podréis atender bien cada cuestión cuando sea necesario y os asegurareis de que todo está bajo control. No os preocupéis, porque con nuestra planificación os dará tiempo a prepararlo. Como veis, os vamos a explicar qué cuestiones es recomendables que atendáis cada mes durante un año entero. Os garantizamos que, si seguís estos consejos, no os va a faltar tiempo.

12 meses antes de la boda

Una vez más tranquilos después de anunciar el compromiso, es momento de fijar la fecha de la boda y de elegir qué tipo de ceremonia queréis para vuestro día especial. Ya sea civil o religiosa, debéis tenerlo en cuenta porque cuando hace buen tiempo algunas iglesias, ayuntamientos y fincas tienen las reservas completas y es difícil encontrar un hueco. Nuestro consejo es que valoréis varias opciones por si la primera no está disponible.

Si quieres celebrar vuestra boda en Casa Paulino, es aconsejable que comprobéis la disponibilidad dos años antes para aseguraros de que para vuestra fecha está libre.

De 10 a 9 meses antes

Una vez ya hayáis escogido el día y el lugar, debéis pensar si queréis que vuestra boda sea grande o más bien íntima. En base a esta decisión tenéis que calcular el número aproximado de invitados. De esta manera seréis capaces de estimar el presupuesto para poder acotaros a él al máximo en las siguientes decisiones. Aun así, es aconsejable que hagáis un listado de qué cosas consideráis imprescindibles en vuestra boda y de qué otras podrías renunciar. Con esta simple acción conseguiréis un cálculo de gastos fijos y de posibles gastos extra.

En esta etapa es también ocasión de seleccionar las fincas y restaurantes donde tendrá lugar vuestro convite. Informaos de los precios y de cómo celebran las bodas en cada espacio. Haced un listado con los pros y contras de cada uno para elegir en un futuro aquel que más se ajuste a vuestras preferencias.

8 meses antes

Ocho meses antes de la ceremonia debéis empezar a organizar algunas cuestiones como el estilo, la finca, el fotógrafo y la documentación necesaria. El estilo de boda que elijáis debe reflejar quienes sois, por lo que os debéis identificar con él. Es un aspecto del que debéis estar muy convencidos porque marcará toda la ceremonia y quedará en vuestro recuerdo y el de vuestros invitados para siempre.

De acuerdo al estilo de boda y al listado que habíais elaborado con las fincas visitadas, es hora de que os decantéis por una de ellas y cerréis las condiciones. Es importante también empezar a centrarse en la elección del menú, a preparar todos los documentos y papeles necesarios y a valorar fotógrafos. Si no sabéis cómo escoger un buen retratista, pedidle que os muestre anteriores trabajos y quedaos con aquel que haga las fotos como a vosotros os gustaría verlas en vuestro álbum.

6 meses antes

Medio año antes de la boda empiezan los preparativos fuertes. La fecha se acerca y la cuenta atrás empieza. Es momento de pensar en detalles que durante los meses anteriores habéis estado aplazando. Primero de todo debéis revisar la lista provisional de invitados que preparasteis en el pasado para estimar cuánta gente queréis que realmente esté presente en vuestro día especial. Es conveniente informar a vuestros invitados, aunque aún no les envíes la invitación. De hecho, esta es otra cuestión que debéis empezar a organizar: si tenéis más o menos claro el número de asistentes, pensad el diseño de las invitaciones y encargadlas. Para ello solo debéis dividir el número de invitados entre dos y sumarle un 20 %. Ese es el número de invitaciones que debéis hacer. Pensad que se entrega una invitación por pareja y una por familia. Para que quede más claro vamos a poner un ejemplo: si vais a invitar a 200 personas, dividid 200 entre 2 y os dará 100. Sumad un 20% y os dará 120. Ese es el número de invitaciones idóneas para 200 invitados. Con ese número cubriréis incluso los imprevistos.

Tampoco debéis olvidaros de otras cuestiones: es momento de buscar vuestros trajes y zapatos para la ocasión, de pensar en el viaje de luna de miel y de cerrar el curso prematrimonial si os casáis por la iglesia.

4 meses antes

A cuatro meses la lista de cosas por hacer se amplía. Y es que debéis confirmar los proveedores: encargar las flores, pensar los detalles para los invitados, reservar el coche en caso de que haya que alquilarlo, contratar autobuses para los invitados (si es que se van a necesitar), elegir el DJ para la fiesta, la mesa de dulces, el photocall… Si queréis liberaros de preocupaciones, podéis contratar una empresa de wedding planners, que se encargará de todas estas cuestiones y elegirá la decisión más acertada.

También tenéis que preocuparos por vuestros preparativos para el día especial: pedir cita en la peluquería, la esteticien y cualquier otro tratamiento que vayáis a necesitar. Finalmente debéis reservar la prueba del menú. Es importante que no dejéis pasar ningún asunto porque si os retrasáis puede que os veáis en un apuro.

3 meses antes

La boda está al caer. Tres meses antes debéis tener en cuenta muchas cuestiones, que a continuación te las dejamos en forma de lista:

  • Enviar las invitaciones por correo o entregarlas en mano.
  • Comprar los anillos.
  • Cerrar las pruebas de los trajes de novia y novio.
  • Elegir el menú una vez hagáis la prueba.
  • Escoger los testigos.
  • Comprar los regalos para los invitados y los detalles decorativos para el gran día.
  • Hacer la prueba de maquillaje, peluquería y vestido.

Un mes antes

Un mes antes del gran día debéis ultimar todos los detalles. Es importante que:

  • Confirméis la lista de invitados definitiva.
  • Si habéis contratado una sesión de fotos preboda, es el momento de hacerla.
  • Recoged las alianzas.
  • Cerrad el tema floral: ramo y decoración.
  • Confirmad lo relacionado con la luna de miel: hoteles, vuelos, viajes en tren, coche…
  • Comprobad que tenéis todos los papeles en regla, incluido el DNI o pasaporte.
  • Tened la lista definitiva de invitados y comenzad a organizar el banquete.

Una semana antes

Una semana antes de la boda pocas son las cuestiones que os quedan por resolver. Todos los asuntos deberían estar ya resueltos, por lo solo os deberías encargar de organizar las mesas y preparar las maletas y la documentación para la luna de miel.

2 días antes

El día casi ha llegado. Los trajes de los novios deben estar a punto para que el día de la boda todo salga a la perfección. También es momento de relajarse, descansar y de dejarse mimar con la manicura, la pedicura y la depilación.

El día de la boda

A pesar de que lo habéis preparado todo con mucho cariño y cuidado, puede haber algún imprevisto de última hora. Pedid ayuda a vuestros familiares más cercanos y amigos, así como a los responsables de los servicios que hayáis contratado. Llegados a este punto, ¡es momento de disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *