La importancia de las instalaciones el día de nuestra boda
Bodas,  Eventos

La importancia de las instalaciones el día de nuestra boda

Cuántas veces habremos imaginado una y otra vez cómo iba a ser el día de nuestra boda, cómo lo íbamos a celebrar y en qué lugar sería el indicado para convertir en especial nuestro momento esperado.

Ahora que se aproxima ese instante, que estamos a punto de dar el paso y que nuestra fecha ya está señalada para el día X, comentaremos la importancia de ordenar bien aquello que debemos tener en cuenta para cumplir nuestro objetivo: que el día de nuestra boda sea el mejor que hayamos vivido nunca.

Qué es lo primero que debo de tener claro

Vas a tener muchísima información sobre los lugares donde celebrar tu boda, de qué manera poder hacerlo, muchísimas opiniones y valoraciones de personas que lo han hecho en sitios donde tú has querido o muy similares… pero, la clave solo está en mantener la calma. La preparación de una boda es un camino extenso y que, para que salga bien, debes tener paciencia y saber cuidar todos los detalles. Por eso, no cuentes con las prisas, tampoco con aquello que no encaje del todo para ti. Siente que los protagonistas sois las dos personas que vais a dar el paso, así que lo más importante es que vosotros dos construyáis todo a vuestro favor para colaborar en que el día sea lo más parecido a como lo tenéis en mente posible.

El lugar

Como seguramente ya sabes, las bodas puedes celebrarlas al aire libre o en interior. Existen factores positivos y negativos en cada una de estas opciones, pero todo dependerá de los propios gustos de la pareja.

Bodas al aire libre

Sobre todo hay que tener en cuenta que, prácticamente todos los límites los ponéis vosotros, pero es importante saber la disponibilidad de los lugares. Si tenéis alguno en mente, aprovechad cuanto antes para informaros de la disponibilidad y de si todos los servicios que precisáis, se pueden ofrecer.

Existen características que juegan a favor de los espacios al aire libre, y es sobre todo elegir unas fechas donde el tiempo acompañe. Los elementos naturales son siempre un punto positivo, ya que la luz natural colabora a crear un clima y belleza añadida a lo que ya puedes aportar con los preparativos. Las zonas al aire libre, con una buena preparación, puede ayudarte a construir ese día tan especial.

Algo también a tener en cuenta en los espacios al aire libre, es que puedas contar con uno que sea interior por si en algún momento surge un imprevisto, no perder toda la ilusión por el día.

Los espacios abiertos también te permiten disfrutar de un entorno más amplio y versátil, donde la personalización es mayor y puedes jugar con diferentes formatos para decorar. Prácticamente todo está permitido y a unas dimensiones  más ajustadas.

En cuanto a la disposición de las mesas, esta posibilidad te ofrece que puedan ser mucho más grandes y por lo tanto, la colocación de tu gente en ellas casi de la manera total que tú desees. Las paredes y muros que presentan los salones o salas pueden restringir la posibilidad de colocarlos de la manera que más te gustaría.

Los horarios en las bodas al exterior también se tienen en cuenta, ya que puedes presenciar en directo y desde el mismo punto que has elegido para tu día un propio atardecer o anochecer.

Bodas en interior

Un espacio de interior no tiene por qué ser siempre más pequeño o limitado, tampoco pertenecer a la visión que uno tiene en su mente de un salón con menores posibilidades de decoración. Las bodas que se celebran en el interior muestran siempre su encanto especial, ya que la calidez que ofrecen las diferencia: con esta elección te sentirás siempre arropado. Además, actualmente apostar por un espacio cerrado también puede mostrar diferentes estancias y jugar con efectos visuales de ellos mismos.

Los salones o salas son la forma más tradicional de celebrar una boda, pero no por ello se renuncia a una originalidad, ya que eso siempre lo vas a poner tú.

No te olvides…

  • Si escoges celebrar tu día al aire libre, asegurarte bien de las fechas y el clima que podría hacer entonces. Es aconsejable que conozcas bien la zona.
  • El tiempo cuenta, por eso no dejes todo a la improvisación y ten una buena planificación. No renuncies a dejarte sorprender… pero no del todo. Solo cuando hay detrás una buena preparación, te asegurarás con más confianza del éxito.
  • Disfrutar. Es algo que ya sabes, que va dentro de ti, pero cuando compartimos ese día con todas las personas que nos apetece, en ocasiones nos invadimos de responsabilidades hacia ellos y no nos permitimos disfrutar y relajarnos.

Sea cual sea tu elección, será positiva porque es la tuya propia, solo hay que apostar por las calidades de un buen servicio y del propio lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *