El servicio de catering en una boda: la manera de saber contar tu historia.
Bodas,  Restauración

El servicio de catering en una boda: la manera de saber contar tu historia.

Una boda siempre es un evento especial que comienza en el mismo instante que nos planteamos dar un paso más en la consolidación de nuestra relación. No es simplemente importante el día en sí, sino todo lo que implica y está detrás. Los preparativos son una experiencia en sí misma que sirve para crear con ilusión, un día que se recordará para siempre y que debe tener cuidado hasta el más mínimo detalle.

Por eso, la parte especial de la celebración de un evento es hacerla de modo particular, individualizada y que refleje en cada uno de los movimientos que se haga, esa parte de las personas protagonistas.

Este evento también es una celebración importante para todos aquellos que comparten el día, tanto en el específico como en su período de preparación, no hay que olvidar que mimarlos es un factor indispensable para que todo funcione como deseamos.

Todo encaja si los elementos del engranaje se mueven hacia una misma dirección, cuando uno falla, la experiencia será positiva, pero siempre podría haber sido un poco mejor. La particularidad de las celebraciones es que se realizan alrededor de un catering que es capaz de transformar una necesidad básica en un momento único. Pero, ¿cuántos tipos existen de estos? ¿Hay uno número determinado? ¿Dónde están los límites? A continuación vamos a hablarte de la importancia del catering el día de tu boda y, sobre todo, de cuál es tu papel fundamental en ellos.

¿Qué es exactamente eso de cátering?

Cuántas veces habrás escuchado la palabra catering, pero… ¿podrías definirla? ¿Sabrías decir claramente qué engloba ella misma y qué esconde detrás? Seguro que tu imagen mental te está dando una respuesta, pero hay algunos detalles que se te escapan. El catering, en este caso en una boda, es algo más que suministrar comida o bebida a un determinado momento. También es hacerlo junto a las instalaciones pero dotarlo de personalidad y diferenciación del resto. La experiencia no nace de un buen plato de comida, sino que ese plato que tienes delante, cuente también una historia, pueda ser parecida a la que encaje contigo, encontrarle un significado, que no simplemente sea unos alimentos procesados y bien colocados para una presentación…  sino que sean capaz de transmitir tus propios sentimientos que te han llevado a dar el paso de celebrar el día.

Todos los elementos de una celebración cuentan… pero cuentan para contar. Los protagonistas de la boda pretenden transmitir y compartir sus emociones y vivencias, por eso ellos mismos también deben contener lo mismo.

Los platos de las celebraciones son el principio de las historias, como la que viven las dos personas protagonistas, por eso es indispensable tener la oportunidad de seguir contándolas a través de ellas. O en principio. Solo a través de cada uno de sus ingredientes y elaboración, el resto de invitados podrán conoceros -de verdad-.

¿Qué es importante en un servicio de catering?

Sobre todo, la importancia de un buen servicio de catering radica en poder escuchar a las personas que quieren hacer uso de él. Solo cuando conocemos qué hay detrás de ellos mismos, qué buscan con el servicio y cuáles son sus objetivos, podemos decir que se está ofreciendo un servicio de catering de calidad.

Un buen catering no es simplemente la calidad de las materias primas o del servicio de profesionales, sino de la empatía de los mismos y de la capacidad de personalización. Solo cuando se es capaz de traspasar la frontera de la parte técnica a también a la parte emocional, se estará construyendo un buen método para seguir convirtiendo el día de la boda en inolvidable.

¿Qué debe ofrecer un servicio de cátering?

Entre otras cosas, es primordial la adaptabilidad del servicio y respetando las condiciones específicas de cada espacio. Como anteriormente hemos comentado, es un conjunto de factores, no valores aislados, por eso debe funcionar en un total para conseguir el fin que estamos buscando: la experiencia inigualable.

Desde el montaje y decoración de mesas, menú acordado previamente, menaje -cubertería, cristalería y mantelería-, servicio de camareros o hasta el servicio de recogida se debe tener cuidado y trabajado para poder ofrecer en cada instante lo mejor del profesional que está detrás.

¿Un detalle esencial?

No olvidar jamás que todo lo que conforma el evento, son personas. Personas celebrando un momento único, y personas trabajando para que ese momento se convierta en tal. La profesionalidad, experiencia, formación, dedicación e implicación de todas las partes es el eje desde donde partirán los resultados.

¿Qué puede hacer que mi catering sea diferente al resto?

El primer paso es determinar bien qué se quiere y apostar siempre por la experiencia detrás de aquellos que puedan ofrecerte el servicio. Son los resultados los que hablarán, pero siempre uno mismo quien decidirá. Es importante ser auténtico, diferente pero sobre todo, fiel a uno mismo, por eso déjate escuchar y entiende el valor de esto por aquellos que puedan otorgarte lo que tú estás buscando.

Si has marcado en el calendario la fecha de tu boda, si estás a punto de vivir el mayor evento que te has planteado jamás y quieres que todo salga a la perfección, comienza siempre en disfrutar del sentimiento que te ha llevado a ello, y por supuesto, en escoger a quiénes quieres que te acompañen para este momento. No solo serán las personas que celebrarán contigo ese instante, sino también las que te puedan ayudar a construir el principio de una historia que hace tiempo ya comenzó, pero ahora volverá a renacer para dar lo mejor de sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *