Bodas alternativas: siete celebraciones originales
Bodas,  Eventos

Bodas alternativas: siete celebraciones originales

Si vas a casarte, probablemente uno de tus deseos es que tu boda sea original y diferente a cualquiera de las que has asistido. Que sea especial para ti y para tus invitados y que siempre la recuerdes con nostalgia como un día repleto de felicidad.

Hoy en día hay muchas fórmulas para lograrlo, ya que ya no hay tradiciones impuestas. La única condición es que los novios demuestren su amor y lealtad delante de sus invitados.

Si quieres celebrar tu día especial sin renunciar a las ideas más atrevidas, tu boda debe ser alternativa. Aquí te traemos una selección de celebraciones completamente diferentes para que encuentres la que más se adapte a vosotros.

Boda destino

Casarse en un lugar lejos de la residencia habitual se ha convertido en una tendencia en auge. Puede ser en un destino dentro de tu comunidad o del estado, o por supuesto, fuera del país. La clave de este tipo de celebraciones es que involucra un viaje y es la ocasión perfecta para pasar más tiempo con los invitados. Eso sí, por lo general, conlleva más tiempo y presupuesto que una boda tradicional.

Boda de fin de semana

Una boda con duración de un fin de semana es una opción más accesible que una boda destino. Normalmente se celebra en un lugar cercano a la residencia de los novios, por lo que suele ser fácilmente accesible para que los invitados puedan hospedarse. Este tipo de boda suele seguir un patrón (pero que, claro está, podéis adaptar según vuestra comodidad). El viernes se suele celebrar una reunión para los invitados, que incluye un cóctel de bienvenida, el ensayo de la boda y la cena después del ensayo. El sábado por la mañana se entretiene a los huéspedes con diferentes actividades hasta que tengan que prepararse para la ceremonia, que tendrá lugar por la tarde o la noche. Finalmente, el domingo es el día de descanso y de volver a casa. ¿Quién dice no a una boda-vacaciones?

Boda sorpresa

Esta es nuestra opción favorita, y parece ser que también la de mucha gente, ya que es una alternativa que se está volviendo popular. Las bodas sorpresa consisten en que parte de los involucrados (como uno de los miembros de la pareja o los invitados) no saben que se va a celebrar una boda. La excusa suele ser un evento que ya existe para asegurarte que todo el mundo asistirá y que irá preparado para la ocasión.

Ni cura ni concejal

Se trata de bodas en las que el oficiante es un familiar o amigo cercano de la pareja, que realiza una ceremonia totalmente pensada por y para los protagonistas. Esta opción es perfecta para aquellos que queréis una boda íntima, en la que cada persona implicada es importante.

Boda casual

Una boda original también puede ser informal, donde la ceremonia y la recepción son en lugares y circunstancias casuales, como podría ser tu casa. Lo más importante no es dónde ni cómo, sino con quién. Lo que más le importa a las parejas que eligen este tipo de boda es disfrutar del momento y de la compañía, sin reparar demasiado en cuestiones como la vestimenta o la decoración de las bodas tradicionales. Esta opción es ideal para aquellos a los que no les gustan las grandes celebraciones, y especialmente para los que no vayan a destinar un elevado presupuesto.

Una boda experiencia

Este tipo de bodas involucran a un grupo cercano de familiares y amigos bastante reducido y alguna actividad que normalmente no asociaríamos a una boda, como celebrar la ceremonia buceando, en un globo aerostático, en la cima de una montaña, en un paseo en yate o todo aquello que se os pase por la cabeza. Una boda experiencia puede ser tan original y novedosa como los novios deseéis, siempre y cuando disfrutéis de una actividad inolvidable con los invitados.

Boda temática

La decoración es clave en este tipo de enlaces, porque en ella reside la originalidad de la propuesta. En las bodas basadas en una temática, la imaginación y la creatividad van de la mano. Centros de mesa, decoración, mesas dulces, photocall, menús de boda, invitaciones y hasta la vestimenta giran en torno a un asunto en concreto. El cine, el arte, la literatura o la música son buenas fuentes de inspiración, como también lo pueden ser las bodas de estilo hindú, motera, roquera, hippie…

Planea tu boda a tu manera

Si estas bodas no encajan con tu idea de boda, solo debes imaginar cómo te gustaría pasar uno de los días más especiales de vuestra vida y empezar a trabajar en ello.  Como ves, con un poco de organización, imaginación y ganas podrás hacer de tu boda un recuerdo increíble para la posteridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *